El Equinoccio de Otoño en Dzibilchaltún

Dzibilchaltun

Dzibilchaltún  es una zona arqueológica donde los equinoccios hacen presencia. Los equinoccios son un evento astronómico muy popular, las culturas mesoamericanas estaban consientes de este suceso, su llegada cada seis meses significaba el cambio de estaciones, la llegada y fin de la lluvia, entre otras cosas.

Muchas ciudades prehispánicas, rendían tributo a este y otros eventos astronómicos, no es de extrañarse que alrededor del mundo varias pirámides y construcciones se alinean a estrellas y constelaciones.

Las ciudades mayas son la prueba de que los eventos astronómicos fueron parte de su construcción, como ejemplo claro tenemos a Chichén Itzá, tal vez la zona arqueológica Maya mas importante de todas, famosa por el “descenso” de Kukulkán, la serpiente emplumada, durante los equinoccios de Primavera y Otoño, en el templo dedicado a esta deidad.

Si bien, Chichén Itzá es la zonas arqueológicas mas famosas para recibir a los equinoccios por la llegada de Kukulkán, junto a Teotihuacán, aunque esta ultima no presente un efecto de luces y sombras, hay otras zonas arqueológicas donde si se puede presenciar un evento en el cual la arquitectura y el sol se hagan presentes, este es el caso de Dzibilchaltún, una zona arqueológica impresionante, pero poco conocida.

Dzibilchaltún

Dzibilchaltún (traducido como “Lugar donde hay escritura sobre las piedras planas”) es una zona arqueológica ubicada a 19 km de la ciudad de Mérida, se caracteriza porque sus edificios están conectados a través de un Sacbe (camino blanco), los cuales eran muy comunes en la sociedad maya, ya que conectaban pueblos y ciudades. Cuenta con un cenote del tipo abierto, el cual es accesible al publico, cuenta con muchos edificios e incluso con una capilla española. Entre sus edificaciones cuenta con la escalinata mas grande de Mesoamérica, con 130 m de largo. Cuenta además con un museo donde se presentan varias piezas de la conquista de México y de la cultura maya, pero el edificio principal es uno denominado el “templo de las muñecas”.

El templo de las muñecas

Es el edifico principal de Dzibilchaltún, también conocido como Templo del Sol, el nombre templo de las muñecas fue dado por una ofrenda encontrada en su interior, la cual consistía en 7 figuras de barro. El edifico es de forma piramidal, de un solo piso, cuenta con una sala central rodeada por un pasillo. Cuenta con 4 entradas , dos de ellas con  ventanas,  las cuales apuntan al poniente y el oriente. Este edificio fue descubierto en 1950, se encontraba enterrado bajo otro edificio, se desconoce el motivo por el cual fue enterrado.

Equinoccio en Dzibilchaltún

Durante los primero minutos del amanecer, durante los equinoccios de primavera y otoño, el templo de las 7 muñecas es protagonista del equinoccio, la orientación del edifico hace que el sol pueda verse a través de las puertas Este y Oeste, como si atravesara la construcción, haciéndolo parecer una especie de faro natural.

Comentarios

Deja un comentario